BOLETÍN DE PRENSA:

LA SEP RECHAZA DISCUTIR LA PROBLEMATICA DE LOS JÓVENES, PREFIERE ACORDAR CON LA OMC EN CANCUN.

México, D. F., 27 agosto 2003.

l    Insensibilidad e indiferencia de la SEP frente a la crítica situación de los jóvenes frente a la educación media superior y superior públicas.

l    Hasta el GDF critica a la SEP: No tiene aptitud para abrir los espacios de discusión que se le demandan.

l    Pero la SEP, sin chistar, participará en la entrega y mercantilización de la educación pública que pretende llevar a cabo la OMC en Cancún.

1.-   A pesar de que este año la problemática de la educación media superior y superior hizo crisis en la ZMCM, la respuesta de la SEP en estas semanas ha sido la de una grave insensibilidad e indiferencia. Ni las cifras de excluidos y desplazados, ni las declaraciones de voces públicas diversas, y ni siquiera los suicidios de jovencitas se han traducido alguna iniciativa responsable. Un gobierno sensible ya habría ordenado, con carácter urgente, el establecimiento de un comité plural y público de revisión de los procedimientos de ingreso y el rechazo de cientos de miles, sobre todo a la luz de dos muertes, para que hiciera recomendaciones.

La SEP sólo hace declaraciones en las que se niega que exista problema alguno o el propio Secretario elude cualquier responsabilidad por los dramáticos sucesos de estas semanas. La única acción gubernamental visible ha sido invitar al Rector de la Fuente a una reunión a puerta cerrada, donde no se tocará el tema de la educación media superior, donde sólo están invitados los responsables de la elaboración de la actual política restrictiva de la educación pública (SEP-ANUIES) y de donde de antemano la SEP dice que sólo se trata de “enriquecer” la educación superior.

2.-   La decisión de hacer una reunión en lo oscurito y limitada en su participación y alcances, no sólo da la espalda a los padres de familia y estudiantes que sufren directamente la ausencia de responsabilidad de las autoridades de la SEP, sino también da con la puerta en las narices al propio gobierno de la Ciudad de México que sigue insistiendo en su demanda de hace más de un año de que la SEP abra un espacio donde se analice abiertamente la problemática de estos niveles educativos. La última noticia que se tiene sobre esta petición es que después de un año la SEP ha contestado escrito diciendo que ha turnado la solicitud de una Subsecretaría a otra. Tan evidente es la indiferencia que desde el propio Gobierno del D. F. en un lenguaje que quiere ser delicado se señala la ineptitud y desinterés de esa Secretaría: se dice en concreto que la SEP no parece estar en posición, aptitud u oportunidad de responder de manera ágil, pronta y expedita al requerimiento que le hiciese esta Administración respecto de abrir un espacio de análisis del problema (Anexo 1).

Demandamos que la SEP, en lugar de una reunión cupular, abra un verdadero espacio de discusión amplia sobre la problemática de la educación media superior y superior, como se lo solicitan distintas voces públicas y el propio GDF a petición de la CDHDF.

3.-   Al mismo tiempo, sin embargo, como parte de la representación gubernamental, la SEP ciertamente estará presente en la Cumbre de la OMC en Cancún donde se intenta pavimentar el camino para darle un marco legal concreto al proceso de progresiva mercantilización de la educación a nivel mundial. Estará presente y, sin embargo, no escucharemos ninguna voz de oposición de parte de quien tiene la responsabilidad de la educación pública. No habrá una defensa concreta y eficaz, salvo alguna declaración, por preservar y ampliar lo más posible para todos los habitantes del país la educación pública como un derecho, gratuita y laica.

El Acuerdo General de Comercio en Servicios de la OMC es nueva ofensiva sobre el derecho social a la educación porque la educación es un área codiciada por el capital transnacional por varias razones:

·     Es un gran mercado potencial que puede generarle altas ganancias.

·     El control sobre la educación ofrece una importantísima posición de poder de los intereses económicos y corporativos sobre los gobiernos y sociedades.

·     Le permite generar una educación dedicada primordialmente a la capacitación para el trabajo y,

·     Su control es necesario para reducir los riesgos que implica para los intereses corporativos, que la educación genere ciudadanos críticos que exigen sociedades democráticas, en las que ellos decidan su destino, y donde existan igualdad y justicia.

La Internacional de la Educación ( que agrupa a la mayoría de los sindicatos educativos a nivel mundial), ha señalado que "los gastos públicos mundiales en el sector de la educación sobrepasan ampliamente el billón de dólares. Ello representa más de 50 millones de docentes, mil millones de alumnos y estudiantes, así como centenas de miles de establecimientos escolares diseminados por los cuatro puntos del globo" Es por eso un inmenso "mercado", sumamente apetecible y sujeto a la ofensiva empresarial de transformar un derecho social en una mercancía.

Definido por la propia Organización Mundial de Comercio, el Acuerdo General sobre Servicios, "es el primer acuerdo multilateral que provee derechos legalmente ejecutables para comerciar en todos los servicios. Tiene el compromiso incorporado de una liberalización continua a través de negociaciones periódicas. Y este es el primer acuerdo multilateral de inversión, ya que no únicamente abarca el comercio entre fronteras, sino que también cualquier forma posible de ofrecer un servicio, incluyendo el derecho a tener una presencia comercial en el mercado exportador".

No es casual que el representante Comercial de Estados Unidos, haya explicitado que le interesa que todos los servicios, incluyendo educación sean susceptibles de negociarse en el Acuerdo, ya que son los empresarios de ese país, quienes saldrían más beneficiados, pues tienen mayor capacidad de introducirse en el sector educativo de otros países. Llama la atención que al revisar el cuadro sobre los compromisos específicos de los países en los servicios educativos, durante la ronda de 1994, Estados Unidos sólo se comprometió a abrir el nivel de educación para adultos y otros servicios de enseñanza, mientras que la mayoría de los países abren todos los otros niveles educativos (Anexo 2).

La Internacional de la Educación ha informado que 40 de 137 países, entre ellos México, aceptaron incluir en las negociaciones de la OMC a la educación. Ya en la frustrada Ronda del Milenio de la OMC en Seattle, en noviembre de 1999, se pretendía avanzar hacia definiciones más precisas sobre qué porción de cada nivel educativo incluir en la liberalización y continuar por los siguientes tres años con las negociaciones sobre el tema. De ahí la importancia de la reunión en Cancún y de que el gobierno mexicano haga públicos los compromisos ya adquiridos y cuáles llevará a la reunión de la OMC en septiembre próximo.

Por todo esto, acudiremos el 4 de septiembre ante el gobierno del presidente Fox a exigir que haga público a qué se ha comprometido su gobierno dentro de la OMC.

Nos sumaremos también al gran movimiento nacional e internacional de acciones de oposición a la OMC . Como Coalición Trinacional, realizaremos un Foro Internacional sobre Libre Comercio y Educación, impactos, procesos y alternativas, en la UNAM, los días 8 y 9 de septiembre (Auditorios Alfonso Caso y Narciso Bassols, respectivamente) y después nos incorporaremos a las actividades en Cancún, particularmente a los foros Sindical y de Privatización de los Servicios, así como a la marcha del 13 de septiembre en esa ciudad.

El Comité Estudiantil Metropolitano, junto con otros contingentes estudiantiles, marchará en caravana hacia Cancún. Esta caravana que dará inicio con un mitin en el Espejo de Agua de Ciudad Universitaria el 8 de septiembre.

Coalición Trinacional en Defensa de la Educación Pública
Comité Estudiantil Metropolitano